El Alcalde de Baena, Jesús Rojano y la concejala Berta Guijarro han participado junto a dos técnicos en la reunión transnacional del Proyecto AGRI-URBAN celebrada en Pyli (Grecia), los días 13 a 17 de Noviembre.

23 · Nov · 2016 | Actualidad

Una treintena de participantes procedentes de las once pequeñas y medianas ciudades que conforman la red AGRI-URBAN han podido conocer diferentes expresiones de la realidad agroalimentaria griega, desde la producción especializada dirigida a la exportación de quesos o yogures, a la producción local de licores, productos del bosque, licores o cría de truchas en pequeñas piscifactorías, sin que faltasen las cada vez más frecuentes iniciativas de producción y consumo ligadas a los canales de proximidad ecológicos.

Una treintena de participantes procedentes de las once pequeñas y medianas ciudades que conforman la red AGRI-URBAN han podido conocer diferentes expresiones de la realidad agroalimentaria griega, desde la producción especializada dirigida a la exportación de quesos o yogures, a la producción local de licores, productos del bosque, licores o cría de truchas en pequeñas piscifactorías, sin que faltasen las cada vez más frecuentes iniciativas de producción y consumo ligadas a los canales de proximidad ecológicos.


Al mismo tiempo los socios de la red han avanzado en la metodología de preparación de los respectivos Planes de Acción Local Agroalimentarios que cada ciudad va a diseñar a lo largo del proyecto.


Justamente para promover la experimentación de algunas de las actuaciones que integrarán el Plan Local de Baena, el Ayuntamiento ha presentado un proyecto denominado “COSECHA SOCIAL DE BAENA (CSB)” a una convocatoria reciente de la Fundación Daniel y Nina Carasso (http://www.fondationcarasso.org). En la preparación del proyecto y en su futura implantación han cooperado diferentes entidades sociales de Baena, tales como APROSUB, CRUZ ROJA, BAENA SOLIDARIA, APROMUBA, ECOLOGISTAS EN ACCIÓN y el Grupo de Productores y Consumidores Ecológicos. El Proyecto propone poner en marcha diferentes espacios de producción y consumo alimentario local y ecológico, conectando a productores y consumidores, mejorando su formación, creando espacios de venta directa y en definitiva promoviendo un sistema alimentario territorial que acerque la producción y el consumo. El proyecto aspira a incorporar en los primeros meses de su implantación en el año 2017 a centros educativos así como colectivos de mayores y apoyar nuevas formas de emprendimiento en el ámbito agroalimentario en un proceso abierto y participativo.